viernes, 20 de febrero de 2009

Con el corazón a la sombra

Ella se esconde siempre detrás del mar, dice que allá a lo lejos hay un coral lleno de peces sin espinas ni gusto a sal donde abundan fuselajes de sirenas de ademanes aliviados, como si el inminente sufrimiento de amores malditos conservara la piel en estado con estampas de un afable mordiscón. Anclado y humillante. Eterno y aún más pulcro que sus cabellos derrotados. Ella se asoma resplandeciente a orillas del sol y besa mis párpados con sed. Los besa sin calcinarse, tiene su corazón a la sombra y el mío también. Doradas a espaldas del sol y a la vista de nubes incesantes y bien lustradas, musitamos sobre el lienzo. Mortífera es la risa que arrastra las olas hasta acá. Saben a mí y golpean arenosas el cuerpo que rechazan. Comienzo a temblar y ella apresura la despedida. Puedo ver cómo se aleja mientras mi mano juega a atraparla y se filtra detrás del sol. Puedo ver cómo su nado deja estela al ras del mar mientras un cuerpo que desconozco se enreda entre las algas condensado y sin mutar.

21 comentarios:

Matías Albamonte dijo...

qué bueno que volviste a subir! es hermoso.

Diego Planisich dijo...

hola Juli, gracias. Prometo leer la próxima vez que entre, ahora estoy montado en un vientito que me lleva rápido. Un beso.

acróbata dijo...

en el agua las fronteras son menos irascibles: por ahí va la cosa mi estimada julieta.
un gran abrazo desde el río hacia el mar...

FERNANDO LUCIANI dijo...

Al fin mi esperada de tu regreso !!no se me quede, che .... que lo que ud se le ocurre es grandioso !!

Miguel Ángel Y. dijo...

Gracias Julieta por tu llegada.Tu blog es un hermoso paseo por la fantasía, la sensibilidad y la belleza. besos.

rOo RAMONE dijo...

sin mutar.
me ha encantado! *_*
Un beso!

Natalia Molina dijo...

qué bueno que volviste a subir tus palabras acá, julieta.
hermoso corazón a la sombra, hermoso ese mar.
abrazo!

Camila Mardones.- dijo...

yo también quiero ser una hormiguita.

El Hippie Viejo dijo...

El mar
y todo el misterio que él encierra
nos abraza cuando tenemos la necesidad de encontrar respuestas.
Me gustó el relato Julieta!

Deseo tengas una hermosa semana!!!

besos


Adal

Roberto Anki dijo...

¿Puedes verla nadando hacia sí misma?

Julieta dijo...

Mati que bueno que pasaste por mi camino!! Eso es hermoso!
Diego: cuando gustes!
Martín: Un abrazo oceánico para vos! siempre.
Fernando: a veces me quedo pero siempre paseo por los suyos! Abrazo
Miguel: Gracias y me gustó encontrar el tuyo.
Ramone: Otro para vos!
Nati: Otro abrazo para vos. Siempre me alegra tu visita. Me deja con una sonrisa entera. Gracias!
Camila: Sea entonces! seamos! :)
Hippie: tanta tanta certeza...sigo a la espera!
Roberto: Puedo con una horrible y tierna exactitud. Saludos!

Roberto Anki dijo...

Salve usted entonces, que tiene esa capacidad.

Xi dijo...

Que no se calcine el alma con la ausencia. Y que no se apague el corazón con la sombra. El que entra al mar, accede a honduras indescifrables. Lo que se va, vuelve a veces, pero transformado. Y sin embargo, qué hermoso estar ahí.

Abrazo cronopio.

AAN dijo...

Tiene que huir, fundirse con el mar... ¿Volverá?

el baterista que escribe dijo...

una bella metafora de la felicidad








la gran lady te acaricia y no besa
es un instante de belleza muy cruel !


un beso grande para vos :)

Julia dijo...

Qué buena locación para una despedida!

carmela dijo...

Muy lindo.

me da ganas de mar.

Siesta escandalosa dijo...

Qué lindo regreso.

Siesta escandalosa dijo...

Volví a leer: tan irresistible como atrapante.

Julieta dijo...

Cronopio: Hermosas palabras las suyas. Que vuelvan!

Aan: tal vez algo parecido traiga o escupa la marea. Saludos!

Batero: Crueles, distantes y hermosos suelen ser los instantes. Lo abrazo!

Julia: Sí! ¡Y Brindo por nuestras casualidades! :)

Carmela: Ganas sobran!

Siesta: Así te leo, una y otra vez. Un gustazo siempre!!

J.Pablo Díaz dijo...

las hormigas son un signo de mi infancia.
garcias por llevarme.
besos